Las 15 ventajas de la iluminación LED

Las 15 ventajas de la iluminación LED

 

La iluminación LED no es algo nuevo, hace ya más de una década que empezaron a comercializarse las primeras bombillas LED. Sin embargo, como toda tecnología que se preste, la iluminación LED ha ido evolucionando a lo largo de los años, sumando múltiples ventajas al ya conocido ahorro energético.

Y es que, además del ahorro económico y ecológico que supone sustituir tus bombillas y lámparas tradicionales por iluminación led, la tecnología led te ofrece otras muchas ventajas.

En Lumomaro, hemos encontrado hasta 15 ventajas distintas.

ventajas1-5

  1. La iluminación LED ahorra energía y es más económica

Las bombillas LED consumen alrededor de un 40% menos energía que una bombilla de bajo consumo y hasta un 90% menos que una bombilla tradicional. Apostar por la iluminación LED es una manera fácil y rápida de reducir el consumo anual de electricidad mientras cuidamos el medioambiente. Un impresionante ahorro económico, que puede llegar al 80% en la factura de la luz y a una rápida amortización de la inversión.

  1. Larga vida a la iluminación LED

Las bombillas y luminarias LED suelen durar entre 25000 y 50000 horas mientras que una bombilla tradicional sólo vive 2.000 horas. Esto significa que una bombilla LED te va a durar lo mismo que 12 o incluso que 25 bombillas halógenas. El rápido retorno de la inversión se hace ahora mucho más evidente, ¿verdad?

  1. Menores pérdidas lumínicas

A diferencia de la iluminación tradicional o las lámparas de bajo consumo, las bombillas LED tienen un factor de mantenimiento lumínico muy elevado, cercano al 80%. Esto se traduce en que no pierden prácticamente intensidad lumínica a lo largo de su vida útil

  1. Las lámparas LED no se calientan

Los LED transforman prácticamente toda la energía en luz sin producir calor. Esto ayuda a reducir costes en lugares con aire acondicionado y proporciona mayor seguridad en su manipulación durante la instalación, el mantenimiento y el uso cotidiano.

  1. Luz en diferentes tonalidades

La iluminación LED permite elegir la tonalidad de luz que más nos guste. La temperatura de color se mide en grados kelvin (K) y nos indica lo “amarilla” o “azul” que va a ser la luz que emite la bombilla.

Las temperaturas de color más habituales van entre los 2700K y los 6500K. Cuanto mayor sea el número, más fría (o azulada) es la luz. Además, la iluminación LED RGB permite generar luz en toda la gama de colores que existe.

ventajas 6-10

  1. La eficiencia de la iluminación LED es muy superior

Las bombillas LED más eficientes pueden alcanzar entre 80lm/W y hasta 150 lm/W. Una eficiencia lumínica muy superior a las lámparas tradicionales. La iluminación LED ofrece más cantidad de luz y mejor calidad lumínica que otras alternativas de bajo consumo como, por ejemplo, las lámparas de vapor de sodio.

  1. Mayor calidad lumínica que las bombillas de bajo consumo

Uno de los problemas de las lámparas de bajo consumo en comparación con la iluminación tradicional era la calidad de la luz. Las luces LED tiene un alto Índice de Reproducción Cromática (CRI). La reproducción cromática de la luz influye en nuestra percepción sobre los colores. Un alto CRI se traduce en una percepción de los colores más pura y nítida, más cercana a la luz del sol.

  1. Los LED tienen un encendido instantáneo

Al contrario que las bombillas de bajo consumo, las bombillas LED no tardan en encenderse. Su encendido es instantáneo. Además, a los leds no les influye de igual forma los ciclos de encendido y apagado, alargando su vida útil.

  1. Las bombillas LED tienen un bajo coste de mantenimiento

Si ya sabemos que la iluminación LED puede durar hasta 50000 horas, resulta sencillo deducir que las bombillas LED no se tienen que estar reemplazando continuamente. Por eso, la tecnología LED es ideal para instalaciones donde el mantenimiento es muy complicado. Además, como el consumo de energía es mucho menor, la instalación eléctrica es también más sencilla lo que supone un gran ahorro en el cableado y en las instalaciones.

  1. La iluminación LED es infinitamente versátil

La maleabilidad de la tecnología LED influye muy positivamente en el diseño de iluminación. Cuanto más pequeño sea el LED, de mayor capacidad de diseño se dispone. La iluminación LED es apta para todo tipo de aplicaciones pudiendo substituir a cualquier tipo de iluminación.

ventajas 11-15

  1. Lámparas LED regulables e inteligentes

Como decíamos al principio de nuestro post, la iluminación LED ha ido evolucionando con el tiempo. Aunque al principio no existían bombillas LED regulables, en la actualidad, las lámparas LED pueden regularse tanto en intensidad como en el color de la luz. Cada vez aparecen más sistemas LED de iluminación inteligente. Y es que, la tecnología LED permite un control independiente en tres dimensiones: la intensidad, la temperatura de color y la dirección de la luz.

  1. Las bombillas LED son más resistentes a golpes y vibraciones

Los LED, al ser fuentes de luz de estado sólido, no son tan frágiles como las bombillas convencionales. Las bombillas LED no tienen filamentos tan delicados, vidrios ni gases contaminantes. Resisten grandes variaciones de vibración y de temperatura, lo cual asegura la continuidad en la iluminación.

  1. La iluminación LED es más ecológica

Las bombillas led ayudan a reducir las emisiones de CO2 al consumir menos energía, disminuye el consumo de energías fósiles. Además, a diferencia de las bombillas de bajo consumo, no contienen mercurio ni otros metales pesados muy contaminantes para el medio ambiente por lo que son totalmente ecológicas.

  1. La iluminación LED es más saludable

Al contrario de las bombillas de bajo consumo o fluorescentes, la tecnología led no emite radiaciones ultravioletas ni infrarrojas que pueden dañar ciertos tipos de piel sensible o provocar dolores de cabeza.

  1. Los LED producen menos contaminación lumínica

Uno de los problemas más conocidos derivados de la iluminación artificial es la contaminación lumínica y las alteraciones que esta provoca en el entorno natural y en el ritmo circadiano de los seres vivos. Sin embargo, la tecnología LED permite controlar la direccionalidad de la luz para emitir luz sólo hacia donde sea necesario y no rebotarla al cielo. Además, la utilización de diferentes cantidades y tipos de fósforo para generar diferentes tonalidades de luz, permite desarrollar LED especiales con menores índices de luz azul en su espectro, que es el que influye directamente en la contaminación lumínica y afecta de forma negativa a algunas especies nocturnas.