Qué es un downlight LED empotrable redondo

¿Sabes qué es un downlight LED empotrable redondo? ¿Conoces sus ventajas frente a los de forma cuadrada? Hoy te mostramos algunos detalles sobre este tipo de luminarias, los downlights.

Qué es un downlight LED empotrable

Un LED downlight es un tipo de iluminación diseñada a partir de tecnología LED que se usan tanto en ambientes comerciales como en el hogar, principalmente en la cocina y el baño. Su aparición en el mercado se produjo aproximadamente hace una década, y su nombre, downlight, se debe a que proyecta la luz hacia abajo.

Son focos empotrables que se instalan en falsos techos y cuentan con un amplio haz de luz, de hasta 120 grados. Esto les permite iluminar muy bien las estancias y ofrecer un nivel de consumo muy bajo. No obstante, la luz que aportan es difuminada, de ahí que sea óptima para estancias como cocina y baño.

Por otra parte, el downlight LED cubre una superficie muy amplia, pero no se debe colocar cerca de las paredes, pues esto reduce sus opciones de iluminación. Lo más común es separar cada una de estas luminarias entre metro y metro y medio de distancia.

Finalmente, en la instalación de downlight LED para cocina o baño hay que tener en cuenta la profundidad del falso techo. Si se trata de un downlight extraplano, esta altura puede ser de solo cinco centímetros, pero si es una luminaria normal, la distancia del falso techo será de 10 a 20 centímetros.

Ventajas de tener un downlight LED empotrable redondo

Un downlight LED empotrable puede tener forma redonda, cuadrada o rectangular. Este tipo de luminarias son muy adecuadas para falsos techos con poca profundidad, pues son muy finos. En cuanto a los acabados, el material de su estructura puede ser en color blanco, plata, níquel o cromo. A su vez, los hay con difusores de cristal opaco y de cristal transparente. En ambos casos es importante que sean materiales y acabados de fácil limpieza.

¿Por qué optar por downlights con forma redonda?

La forma de los downlights empotrables no afecta de manera directa a la calidad de la iluminación, pero sí puede tener su relevancia en el aspecto decorativo y en la instalación. Así, los que tienen estructura redonda son los más sencillos de instalar por su facilidad a la hora de alinearlos.

Más allá de este aspecto, las luminarias de este tipo son de bajo consumo, su eficiencia es muy elevada, ahorran mucha energía, ofrecen un diseño minimalista y tienen un tamaño muy reducido, lo que incide en una mayor sensación de amplitud visual.

Los downlights LED pueden ser empotrables o de superficie. Los primeros son los que se colocan en falsos techos. En ambos casos la estancia queda correctamente iluminada, con una reflexión de los colores muy real y se trata de luminarias muy duraderas.

 

Si buscas un tipo de luminaria eficiente, duradera y de calidad, un downlight LED empotrable redondo es una muy buena solución. A sus características funcionales se le suma la facilidad de instalación y el buen entronque que ofrece a la decoración, por su estilo minimalista.